Caso Calleja: el fiscal analiza apelar la prisión domiciliaria dispuesta por Bonazzola

Los cuatro imputados por la desaparición y crimen del contador Gonzalo Calleja ya fueron trasladados a la cárcel de Paraná, a la espera de que haya tobilleras electrónicas para cumplir con la prisión domiciliaria por 45 días, como lo estableció el juez Ricardo Bonazzola.

Al respecto, el fiscal Santiago Alfieri señaló a Elonce TV que el magistrado, más de que el magistrado no hizo lugar a los 90 días de preventiva que había solicitado, “en buena parte recogió lo que el Ministerio Público Fiscal sostuvo en la audiencia en la instancia de la investigación que se está iniciando y es compleja”.

Acotó que “se encuentran pendientes elementos y tareas periciales, como así también la individualización y relevamiento de testimonios”. Al respecto, argumentó que “para poder garantizar el curso de la investigación, el hallazgo de los elementos que faltan y la participación de testigos libres, sin presiones, es necesaria la prisión preventiva”.

Puso de relieve que se demostró “con un grado de probabilidad, la materialidad del hecho y que las personas llevadas a audiencia tienen vinculación con el mismo. A estos dos elementos el juez de Garantías lo recoge completamente, lo cual es valioso en esta instancia. Luego determina la aplicación de prisión preventiva por 45 días y, en cuanto haya tobilleras electrónicas, les otorga el alojamiento domiciliario. Consideramos que esa modalidad de cumplimiento de la medida de coerción no es suficiente para garantizar la seguridad de testigos y que no obstaculicen la posibilidad de mantener el ocultamiento de elementos trascendentes para la investigación, propiedad de la víctima y de algunos de los imputados. Se evalúa la posibilidad de apelar para que esa modalidad no sea otorgada. Por el resto la Fiscalía encontró satisfacción”.

Sobre las últimas horas de Calleja, admitió que los detalles todavía están “en proceso de investigación”, pero “a partir de un testimonio de una persona de la que se preserva su identidad, tenemos un relato concreto. Fue muy claro y demostrativo hasta el momento en el que el señor calleja estuvo retenido en el barrio”.

Acerca del rol de casa uno de los acusados, el fiscal dijo que 2de momento tenemos parcializada la intervención en distintas fases. Tenemos sospechas sobre intervención de otras personas. Las intervenciones no son aisladas, sino que se articulan entre ellas, lo que hace que, por ejemplo, el contacto de la compra-venta de dólares sea parte del hecho delictivo investigado. Pero está bastante determinados los roles de cada uno”.

Alfieri ratificó que “ninguna de las partes tenemos el informe preliminar de la autopsia. Lo estamos esperando. Contamos con información que se nos han dado desde el Cuerpo Médico Forense. Entendemos que en estos días debe ser presentado”.

“Esta investigación tiene un pronóstico de un caudal de actividades bastante grande”, refirió el funcionario judicial.

Interrogado sobre el motivo del asesinato de Calleja, manifestó que “está en proceso de determinación. Más allá de una mera hipótesis, no se puede establecer”.

Asimismo, insistió en que “la investigación no se encuentra cerrada en este grupo de personas”, pero en cuanto al resto de los sospechosos “no hay información suficiente para traerlos” con “la intensidad que lo hecho con estas cuatro personas”.

Finalmente, Alfieri sostuvo que “la gente del barrio demuestra temor y cautela a la hora de exponerse ante la investigación dado el contexto barrial donde se ha producido un tramo de este hecho. Es uno de los fundamentos esenciales para pedir la prisión preventiva”.

A %d blogueros les gusta esto: