Grabois: “Los Etchevehere no respetan ninguna propiedad privada que no sea la suya”

  • Redaccion
  • 26 octubre, 2020
  • Comentarios desactivados en Grabois: “Los Etchevehere no respetan ninguna propiedad privada que no sea la suya”

Dos movilizaciones se realizaron en forma simultánea en Estancia Casa Nueva, en el acceso a Santa Elena, y en la sede de la Sociedad Rural Argentina, en la Ciudad de Buenos Aires, en apoyo al Proyecto Artigas, en medio de la disputa que mantiene la familia Etchevehere y en defensa de “la paz, la justicia y la reparación”, y “por amor a la tierra y su gente”.

La mayor concentración tuvo lugar en el predio de la ciudad de Buenos Aires, donde una gran cantidad de personas comenzaron a manifestarse a partir de las 16. Allí, el referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Juan Grabois, dio un discurso en el que cargó contra los hermanos de Dolores Etchevehere y afirmó que “La tierra es de quien la trabaja”.

“Pedimos verdad, Justicia y reparación no solamente para Dolores, sino para todas las víctimas directas e indirectas de este clan mafioso, que es la expresión más clara de las minorías que constituyen los poderes fácticos a los que nadie vota en elecciones, pero que manejan la Argentina como si fuera su estancia o su empresa”, sostuvo el líder de la CTEP.

Después, se refirió a Luis Miguel Etchevehere como “mafioso”, “corrupto”, y sostuvo que en su gestión “como ministro aplastó a los campesinos, a los chacareros y a los pequeños productores”, pero también lo rotuló como “un usurpador profesional”.

Y sostuvo: “Venimos acá a defender el Proyecto Artigas, y lo llamamos Artigas porque fue uno de los que soñó con una Patria grande, donde la tierra fuera de quien la trabaja, en una Patria que es la herencia común de los criollos, de los migrantes, de los pueblos originarios y no el patrimonio de una minoría, que siempre por la violencia, que siempre por la corrupción se queda con todo y delinque impunemente frente a la genuflexión del Estado”.

Ese Proyecto Artigas, aseguró, apareció con Dolores Etchevehere, “una mujer que había sido abusada de todas las maneras posibles por la manada de sus tres hermanos que la habían despojado de todos sus bienes, de su vivienda. Que le habían sacado su trabajo como periodista cuando vaciaron el principal medio de comunicación de Entre Ríos; a la que habían dejado prácticamente en la calle con sus pequeños hijos; a la que le robaron todo. Pero no le robaron la dignidad”.

En esa línea, dijo la mujer fue a buscar “en los movimientos populares el respaldo que el Poder Judicial y el Estado nunca le habían dado para enfrentar a la familia más poderosa de Entre Ríos, la familia Etchevehere”. Y habló de la “escandalosa situación judicial”en la que se encontró Dolores, lo que la llevó a buscar el asesoramiento jurídico de Grabois.

“Vino a proponernos un proyecto de verdad, de justicia y de reparación, no solamente para ella sino para todas las víctimas directas e indirectas de este clan mafioso que es la expresión más clara de las minorías que constituyen los poderes fácticos a los que nadie vota en elecciones, a los que nadie elige, pero que manejan la Argentina como si fuera su estancia o como si fuera su empresa”, fustigó.

Dijo luego: “Dolores vino a contarnos una verdad dolorosa, donde un ministro de la Nación Argentina había realizado todo tipo de maniobras delictivas, que van desde la narcocriminalidad -y me hago cargo de lo que digo-, cómplice de (el exintendente de Paraná, Sergio) Varisco, preso por narco, delfín político de Etchevehere y de Macri, que mandaba la droga que llegaba de Paraguay hasta sus puertos privados para llevarla a Rosario y regar de sangre las villas de Rosario, donde mataron a tantos y tantos compañeros con el narcotráfico”.

“Hay un hilo invisible en estas luchas. Pero no es el hilo que ellos quieren vender en los medios, como si fuéramos una suerte de conspiración que quiere ir por la propiedad privada. Los Etchevehere no respetan ninguna propiedad privada que no sea la suya. Y su propiedad privada la construyeron robándole la propiedad privada a otros, robándole la propiedad al Estado. esclavizando. Y estas son cosas que figuran en los expedientes que duermen en el Ministerio Público Fiscal de Entre Ríos, porque son amigotes con (Jorge) Amílcar García, el Procurador General de Entre Ríos: participan en las mismas fiestas, consumen las mismas porquerías, hacen las mismas barbaridades”, soltó.

Luego, dijo: “Ese pacto de poder logró vaciar el Frigorífico Santa Elena y robarle al pueblo entrerriano miles de hectáreas, que pagaron a precio vil. Eso es lo que dicen que es su propiedad privada. Lograron robarles, fíjense qué miserables, a la Escuela Agrotécnica, les robaron casi 90 hectáreas de campo. Son los mismos que con total impunidad, y sin tener que pagar ni una sola multa, que han quemado, han incienrado los humedales y los pastizales, destruyendo el ambiente, la casa común de todos nosotros y todas nosotras. Han envenado pueblos enteros, escuelas enteras con glifosato”.

Por su parte, en Entre Ríos se registró una caravana de autos en las inmediaciones de las tierras de la familia Etchevehere, que se encuentran custodiadas por un cordón policial. Al grito de “Dolores, no estás sola”, personas se manifestaron en apoyo a la hermana del exministro de Agroindustria, que pasadas las 17.30 dio una entrevista a los medios, en la que convocó a la gente de Santa Elena y Paraje El Quebracho a que se acerque al campo para: “Que comencemos a trabajar este proyecto. Los estamos esperando con la puerta abierta”.

Al igual que en ocasiones anteriores, Dolores defendió su postura en relación con la disputa que mantiene con sus hermanos y con su madre por los terrenos ubicados en Santa Elena, de los cuales afirma ser legítima heredera.

Pero, además, sumó una nueva acusación contra su familia por haber “robado” tierras pertenecientes a un colegio local. “Ellos al lado de la escuela tienen un pequeño pedazo de campo, y los Etchevehere corruptos gestionaron con el gobernador Busti acceder a esas tierras como una devolución de favores. Tampoco ahí hay papeles. Uno de mis hermanos con un par de secuaces levantó los alambrados y, a punta de escopeta, los echó”, aseguró, publicó TN.

Dolores también habló sobre las declaraciones que hizo este lunes ante la Justicia, en la causa que se sigue contra sus hermanos por “violencia económica y extorsión”. “Tracé una línea lo más esclarecedora posible, sobre todo destacando sus principales hechos de corrupción y sus ataques para que yo no pudiera avanzar”, contó.

Finalmente, al ser consultada sobre el desarrollo judicial del conflicto que involucra a la Estancia Casa Nueva, señaló: “No estoy intranquila, porque mi abogado es Juan Grabois. Él conoce al poder y sabe cómo enfrentarlo”.

De los asistentes

“Estamos apoyando el Proyecto Artigas. Vengo porque sé muy bien quién es Etchevehere”, expresó una mujer en diálogo con TN. Sobre la ocupación de Estancia Casa Nueva, opinó: “Por ahora, la Justicia dijo que no es una usurpación. Hasta que se demuestre lo contrario, estamos apoyando a amigos y compañeros que están ahí, defendiendo algo por lo que hace años venimos pidiendo Justicia”.

Quienes protestan también acusaron a los Etchevehere de haberse quedado con 70 hectáreas pertenecientes a una escuela agrotécnica de Santa Elena. “La educación pública perdió una cantidad de tierras que son productivas”, dijo uno de los manifestantes, que además señaló:  “Aplaudo el Proyecto Artigas, pero le pido a señora Dolores que incluya a gente de Santa Elena. Esas tierras son de nuestros abuelos, de nuestros padres”.

En ese marco, un operativo policial se desplegó desde el mediodía en las inmediaciones del establecimiento “Casa Nueva”, para evitar que se crucen la manifestación en apoyo al Proyecto Artigas con el acampe de chacareros frente a la tranquera del establecimiento rural.

 

Casa Nueva
A %d blogueros les gusta esto: